Hosting compartido: ventajas y desventajas

El alojamiento web compartido es una de las modalidades más utilizadas para alojar páginas y dominios por parte de las empresas. Consiste en una única máquina, actuando como servidor, donde están alojadas las cuentas de diferentes clientes del proveedor de alojamiento. En muchas ocasiones, el proveedor al que contratamos el hosting es sólo un vendedor, no gestiona directamente el hardware. Éste se encuentra en un gran centro de datos, o bien en la sede de otro proveedor con el que actúa como revendedor.

En cualquier caso, es importante entender que el hosting compartido no es la única fórmula de alojamiento. Muchas empresas están optando por otras soluciones como los VPS, los servidores dedicados o los cloud server. De todos modos, te conviene saber cuáles son los pros y los contras de utilizar el hosting compartido.

El hosting compartido no es que sea ni malo ni bueno; depende de para qué se quiera utilizar. Para algunos proyectos es claramente insuficiente; para otros, hay recursos y espacio más que de sobra. La clave se halla en determinar las características de nuestro proyecto y los requisitos de hosting que va a necesitar. Veamos qué ventajas y desventajas tiene el hosting compartido.

Desventajas del Hosting Compartido

Antes de hablar de las desventajas o puntos en contra del hosting compartido, hay que aclarar un aspecto. Cuando hablamos de hosting compartido, no queremos decir que no haya independencia en la administración de tu espacio de alojamiento. Es decir, cuando tú contratas un hosting compartido, tus datos por supuesto van a ser privados. Los otros clientes que el proveedor tenga alojados en esa máquina no pueden modificar, borrar o ver los archivos que tienes ahí subidos. No tienen permisos para ver todos los archivos de ese servidor, sólo los de su carpeta.

RELACIONADO  Convertir visitas en Suscriptores con ConvertPlug

Dicho esto, lo que queremos decir cuando hablamos de que el hosting está compartido es que comparten el mismo servidor. Eso quiere decir que la RAM, la CPU y el espacio en el disco duro está repartido entre los diferentes clientes. De modo que eso te acaba afectando, ya que si tú requieres mucha RAM, pero otros usuarios también, te verás limitado por el uso que estén haciendo de ésta los otros usuarios.

Por eso muchas empresas prefieren los VPS, donde los recursos están aislados (es decir, si el servidor tiene 8 GB de RAM, a ti te está asignado 1 o 2, y son sólo para ti). Pero incluso a veces el VPS puede ser una alternativa insuficiente para determinados proyectos, con los que conviene contratar servidores dedicados baratos para asegurar un buen funcionamiento.

Esa es la principal desventaja del hosting compartido: en momentos en los que haya un alto tráfico en tu web, es probable que el rendimiento del servidor se resienta. Pero también si se produce un crecimiento del tráfico en otros clientes que están en el mismo hosting.

Ventajas del Hosting Compartido

De entrada, antes de hablar de las ventajas del hosting compartido, hay que decir que no todos valen. Hay muchos alojamientos web gratuitos en los que el usuario no tiene el menor control del hosting. No puede subir archivos, ni modificar los que hay, aunque tenga un espacio gratuito para el uso concreto de una aplicación. Es por ejemplo el caso de algunas plataformas de blogging, como Blogger o Weebly.

En Blogger o Weebly están todos los archivos ya subidos y no dependen de ti; si los propietarios quieren cambiar la interfaz del programa, lo harán sin preguntarte. El caso de hosting al que nos referimos nosotros es aquel en el que puedes subir los archivos que quieras para configurar tu propio blog o página web. Por ejemplo, utilizando CMS como WordPress, Drupal o Joomla.

RELACIONADO  Yo no recomiendo Génesis Framework

Para eso, lo primero que hay que hacer es contratar un hosting compartido. Las ventajas de este tipo de hosting son:

  • Total autonomía. Puedes manejar tú los ficheros que subes y descargas de ese alojamiento. Sólo necesitarías un gestor FTP (gratuito) como Filezilla Client para subir y bajar archivos.
  • Precios económicos. El hosting compartido es muy barato; hay algunos también gratuitos, pero nada recomendables. El alojamiento compartido es la forma más económica de crear tu web y poder administrarla tú directamente. Más barato que un VPS, los servidores dedicados baratos y los cloud hosting.
  • Recursos escalables. Los hosting compartidos te ofrecen recursos suficientes: generalmente, el plan de hosting más barato te permite disponer de unos 500 MB o 1 GB de espacio en disco duro, suficiente para instalar un CMS. No obstante, hay planes más caros a los que te podrás pasar si tienes necesidad.

¿Te gustó el artículo?

Comparto contenido exclusivo vía email, además de todos mis post en formato completo para leerlos donde y cuando quieras. ¿Te apuntas?

  • Entradas recientes
Autor
Soy un profesional en finanzas y comercio exterior que encontró su pasión en la web, después de un golpe de suerte que me enseño lo maravilloso de este mundo. Tengo más de 5 años de experiencia en la industria y he desarrollado varios proyectos exitosos que me llevaron a dominar las habilidades necesarias para poner en marcha una idea en Internet.
Contacto
×
Soy un profesional en finanzas y comercio exterior que encontró su pasión en la web, después de un golpe de suerte que me enseño lo maravilloso de este mundo. Tengo más de 5 años de experiencia en la industria y he desarrollado varios proyectos exitosos que me llevaron a dominar las habilidades necesarias para poner en marcha una idea en Internet.